domingo, 20 de marzo de 2016

REFORMA INTEGRAL | Antes y después de una vivienda para una familia de 4


Escribir el post de una de nuestras últimas reformas integrales siempre es emocionante. Emocionante para vosotros que esperáis como agua de mayo un nuevo capítulo, y emocionante para mí puesto que es el momento en el que recuerdo cómo era la vivienda antes de ponernos manos a la obra. De hecho, yo misma me sorprendo una y otra vez de los resultados. Este trabajo es un poco "mágico".

Me encantaría pasarme el día hablando de decoración e interiorismo, esa gran pasión que ocupa la mitad de mi cerebro (e incluso un poquito más) siempre y cuando el tiempo y nuestra tienda bolena lo permiten. No penséis que las bodas son las culpables al 100% de que no me pueda sentar a explayarme tanto como me gustaría. De hecho, son las propias reformas las que se solapan de una manera tan seguida que incluso se nos llega a olvidar fotografiar el "antes" y cuando queremos darnos cuenta, ya hemos tirado la vivienda abajo. Y no será porque no me encante disfrutar de esas sesiones previas con nuestra amiga Lupe Clemente que además de ser nuestra fan nº1 es una excelente profesional.

Para muestra un botón. En la vivienda madrileña que compartimos hoy, tuvimos que recurrir a las "maravillosas" fotos de la inmobiliaria encargada de su venta para que os pudierais hacer una idea del estado previo. Algunas dan un poco de miedito, no os lo voy a negar. Sin embargo, hacen que las fotos del resultado final brillen en todo su esplendor. 

Tras esta breve introducción y sin más preámbulos, os invito a conocer la vivienda de Alberto y familia. Ellos ya forman parte de esa lista de clientes-amigos que no sólo han confiado en nosotros con los ojos cerrados, sino que además nos han facilitado la labor de una manera extraordinaria.

¡Empezamos!



reforma integral antes y después



En la primera toma de contacto nos encontramos con una vivienda de unos 80 m2 distribuida de la siguiente forma: un pequeño hall a la entrada, un pasillo distribuidor, 3 dormitorios de tamaño similar, un pequeño aseo con wc y lavabo, un baño con bañera, wc, bidé y lavabo, un salón amplio que da a una pequeña terraza, cocina y tendedero.



Aparentemente, este tipo de pisos siempre parecen poco luminosos algo de lo que sin duda son responsables las carpinterías de madera oscura, las paredes llenas de gotelé y los espacios cerrados entre sí.

Convertirlo todo en un lienzo en blanco es algo que al principio de mi carrera como interiorista me costaba un mundo. Frases como "¿y no parecerá un hospital?" o "¿y si elegimos un tono roto?" hacían que tuviera que sacar lo mejor de mí para convencer a los propietarios y en muchos casos, hasta cedía.

Hagamos aquí un inciso que considero importante, a costa de repetirme más que el gazpacho.

¿Significa que todas las viviendas del mundo mundial deberían pintarse de blanco impoluto?

La respuesta es NO. Elegir el color de la pintura es muy sencillo aunque no lo parezca. Sólo debes responder a 2 sencillas preguntas:

- ¿Dispone tu casa de grandes dimensiones, enormes ventanales o espacios abiertos superiores a 40 m2? Ahí tienes la primera respuesta.

- ¿Además de la reforma, vas a desarrollar un proyecto de decoración integral llevada a cabo por un experto? ¿O más bien vas a reutilizar como mínimo el 50% de los muebles que ya tienes en tu vivienda actual? con el considerable "collage" de colores y formas que eso conlleva. Ahí tienes la segunda respuesta.

Veamos algunos ejemplos prácticos que te ayudarán a entender este concepto de la forma más lógica.

1.- Decides pintar toda tu vivienda en un "blanco roto" que es lo que se conoce como un blanco manchado con gris o topo para simular un "color crudo". 

Llega el momento de la mudanza y te acuerdas de que tu sofá es marrón chocolate: el tono perfecto para combinarse con un blanco grisáceo. Entiéndase la ironía.

No tienes sofá y cuando te dispones a comprar uno llegas a la tienda y te enamoras del último modelo en gris piedra tendencia nórdica donde las haya. ¡Olvídate! El tono "beige" de tus paredes te delata.

Pintas tu salón de blanco y en el momento de recuperar tu antiguo sofá o adquirir uno nuevo compruebas que puedes elegirlo en gris, en topo, en mint, en rosa, de rayas, de flores ¡o de rombos si es la ilusión de tu vida! En ese momento me mandas un whatsapp y me das las gracias por haberme hecho caso. De nada. Para eso estamos.

Eso no significa que no puedas meter color en paredes concretas de tu vivienda, ya sea con pintura o papel en la cabecera de tu cama, por ejemplo. Y si quieres dar color, dáselo. Pero si te gusta el gris, poténcialo. Nada de tonos que no sabes si son blancos, grises o ¡sucios! 

Antes de nada, realiza un pequeño proyecto de decoración amateur: elige virtualemente los muebles y objetos que vayan a formar parte de ese espacio, apóyate en una foto de inspiración en la que el conjunto se vea ordenado, reúne todas esas fotos en una carpeta o incluso imprímelas y ponlas encima de una mesa. Forma tu propio collage y si claramente funciona, ¡dale duro y sin miedo!

Pero recuerda, si quieres volcar todo el protagonismo en un sofá, en los textiles, láminas, sillas y demás objetos decorativos: construye un lienzo en blanco, gana luz y disfruta del cuadro.





reforma integral antes y después

reforma integral antes y después

reforma integral antes y después




reforma integral antes y después

reforma integral antes y después

reforma integral antes y después



¿Es o no tentador?

Pasar de unas puertas de color madera oscura a estas maravillas lacadas en blanco es un gran cambio. Sin embargo, la palma se la llevan los armarios sin lugar a dudas.

Destinados al almacenaje de ropa de vestir, ropa de cama, cajas de "por si acaso" e incluso maletas, los armarios ocupan un espacio visual de 2,40 x 2 m, de media. Si lo pensáis un momento, eso significa que son tan o más grandes que la propia cama. 

¿Decorarías tu dormitorio con un edredón de color madera con sus correspondientes cojines de vetas? NO. ¿Y sabes por qué? Por que tus ojos se irían literalmente a la cama y por más que se quisieran centrar en las cortinas, mesillas o lámparas, acabarían volviendo al edredón porque ocuparía el 80% de tu espacio visual. Pues eso es lo mismo que ocurre con los armarios.

Puedes tener la habitación más "instagrameable" del mundo que una y otra vez evitarás sacar el armario de madera en la foto a salvo de que tus "seguidores" sólo se fijen en eso.

Son "pesados", son "trsites" y nos "roban" buena parte de la luz... Como si la absorbieran.

Por si acaso, hago una pequeña diferenciación: en todo momento nos referimos a armarios empotrados de madera malusca. No confundir con un armario exento de madera de caoba heredado de tu bisabuela con sus maravillosas molduras y tiradores repujados que, siempre y cuando se encuentre en un dormitorio de ciertas dimensiones, es una auténtica joya.




reforma integral antes y después

reforma integral antes y después

reforma integral antes y después



Como os contaba en las primeras líneas de este post, la vivienda contaba con un aseo y un baño literalmente pegados el uno al otro.

Puede que a muchos os suene esta distribución puesto que se trata de la misma que nos encontramos en la vivienda de Irene y Yolanda (reforma de la que os dejaré abajo el enlace por si os interesa recordar).

En aquella ocasión decidimos unificar ambos espacios y cambiar por completo la distribución de los elementos para ganar en amplitud y luz natural. Además conseguimos 1 m2 adicional al disponer de una única puerta de acceso e introducir ese "mini distribuidor" a nuestro nuevo baño.

Tras preguntarles a los dueños por sus necesidades, las respuestas fueron claras:

- Queremos un baño con ducha. Y sobre todo que al salir de ella te puedas mover.
- Necesitamos un lavabo en condiciones y espacio para almacenamiento.
- Estéticamente queremos un baño limpio, luminoso. Y si puede tener un punto gris, nos encantaría.
- El resto de paredes las preferimos en blanco pero confiamos en tu criterio para que nos sorprendas.

¿Lo habremos conseguido? Ahí va el resultado:




reforma integral antes y después



¿Qué os parece? Objetivo cumplido, ¿no es así?.

Hablemos de los elementos que componen este cambio y con los cuales hemos conseguido un baño del que, y os hablo por propia experiencia, no te dan ganas de salir nunca. De hecho, cuando la reforma estaba bastante avanzada recuerdo en mis visitas a obra entrar una y otra vez en él. Incluso me iba hasta la cocina y como si estuviera abducida, volvía al baño de nuevo. Salía para comprobar la instalación de las puertas y cuando me quería dar cuenta ¡estaba dentro de la ducha! Podéis reíros, parecía una sonámbula pero así fue.

En cuanto a materiales, en orden de mayor a menor escala:

1.- Para el grueso de las paredes, elegimos un azulejo blanco brillo con un ligero relieve, que ya nos pareció bonito en mano por su sutileza, pero que nos dejó boquiabiertos una vez instalado. Las piezas facetadas parecían espejos y reflejaban todos y cada uno de los rayos de luz que entraban por las ventanas. Si necesitáis volver a las fotos del antiguo baño, sabréis a lo que me refiero.

Al tratarse de un formato XL con el fin de tener el menor número de juntas posible, según la perspectiva con la que lo mires, en ocasiones hasta parece tratarse de un papel pintado, algo que a muchos de nosotros nos encantaría pero que descartamos siempre por incompatibilidades obvias.

2.- Para el suelo, un porcelánico efecto madera en tonos grisáceos que para mí es un acierto seguro siempre. Por no hablar de lo agradecidos que son en cuanto a limpieza y porque siempre siempre hay alguien que cuando entra a uno de nuestros baños, tiene que tocar el suelo porque no se cree que no sea madera.



reforma integral antes y después

reforma integral antes y después



3.- El puntazo sin duda alguna lo reservamos para "la niña de mis amores", esta imponente ducha con plato efecto pizarra en blanco y azulejos de "teselas" en tonos grises efecto metálico gracias a los cuales, la pared más oscura del baño que es siempre la que se encuentra bajo la ventana, resurge con todo su esplendor sin necesidad de un cartel de neón que diga: ¡DÚCHATE CONMIGO!

(días después este espacio se completó con su correspondiente mampara de cristal, obviamente)



reforma integral antes y después



4.- Para el inodoro un modelo sencillo de gama media que nos gusta mucho por su relación calidad-precio y como mueble de baño un modelo de Ikea de 120 con sus correspondientes gavetas, color gris y acabado alto brillo. Para romper el hielo, un precioso espejo de estilo antiguo con marco dorado, que sin pretenderlo, pone este espacio en conexión con el resto de la casa, como se puede comprobar en esta última fotografía.




reforma integral antes y después



Fijaos en la puerta del baño. Cuando os muestre la siguiente os parecerá que está en el mismo sitio, pero no. Se encuentra justo 1 metro por delante (de ahí que hayamos ganado 1m2 de baño como os comentaba más arriba).



reforma integral antes y después



Y con respecto al cambio radical del pasillo, poco tengo que añadir más allá de que hemos pasado del típico espacio rollo "castigado al pasillo hasta que te coman las brujas" a "mamá, castígame en el pasillo que así me monto un rally con toda la colección de Cars, la película".

A diferencia de la foto del "antes" tuvimos que cerrar incluso la puerta del baño por "exceso de luz".




reforma integral antes y después

reforma integral antes y después


De por qué los chicos de la inmobiliaria hicieron las fotos del salón con la persiana bajada mejor hablamos otro día. Quizás estaba estropeada o quizás no querían vender el piso, de eso se trata su trabajo, no? 
Oh wait! o_O

Bromas a parte necesito que ahora os concentréis en la segunda foto del "antes" para entender mejor el cambio de distribución que se realizó con el objetivo de unir visualmente la cocina y el salón.

¿Veis donde se encuentra la estantería, justo al lado de la escoba de barrer, como elemento decorativo esencial de cara a una justificación del valor económico del piso?

¡Ese tabique es la clave!



reforma integral antes y después

reforma integral antes y después



Persianas arriba y que no se diga. ¡Será por luz! Ahora entiendes que en un espacio similar hasta un sofá de rombos quedaría de maravilla, ¿cierto?

Es más, ¿para qué poner sofá? Yo voto por tirar cojines y colchonetas por el suelo y tumbarse a dormir y leer con esa luz y no volver a trabajar nunca y... espera, creo que lo estás escribiendo Ana, no sólo imaginando. Ctrl Z.


reforma integral antes y después


¿Tenéis la pared de la estantería+escoba con recogedor en mente? Entonces seguro que estáis entendiendo a lo que me refería.

Por qué optamos por una solución como esta:

Primero porque así lo quieren los dueños y ya sabéis que yo en tema cocinas soy de lo más permisiva.

Segundo porque cada familia conoce a la perfección sus necesidades, aunque a día de hoy no conozco una sola que disfrute en la típica cocina cerrada, pequeña y aislada del resto de la vivienda.

Y tercero porque en este caso concreto carecíamos prácticamente de cualquier opción de luz natural salvo con esta solución, que además coincidía con la idea de Alberto, su dueño. 

De hecho ni siquiera planteamos una puerta corredera exenta como en el caso de Irene y Yolanda pero que perfectamente se podrá añadir a posteri si sus propietarios deciden cocinar como si no hubiera un mañana y sus hijos adolescentes deciden vivir eternamente con papá y mamá porque "se está mejor en casa que en ningún sitio". De momento, ambas probabilidades son remotas y de existir tal puerta, "esta permanecería abierta el 100% del tiempo"...




reforma integral antes y después

reforma integral antes y después

reforma integral antes y después



Y aunque parezca mentira, no sólo ganamos en luz. En este caso concreto, ganamos casi un 30% de espacio para mobiliario. Fijaos qué cambio:




reforma integral antes y después

reforma integral antes y después

reforma integral antes y después



Materiales empleados:

1.- Suelo porcelánico efecto pizarra con plaquetas dispuestas en el mismo sentido que la tarima laminada AC4 para dar esa sensación de continuidad y buscando cierto contraste que "dividiera" visualmente ambos espacios sin necesidad de tabiques.

2.- Plaqueta porcelánica en blanco liso y acabado satinado (denominamos "satinado" a aquel acabado que no es ni mate ni brillo). De nuevo recurrimos al formato XL para conseguir la ausencia de juntas y buscar el "efecto pintura".

3.- Muebles de líneas sencillas en blanco mate y encimera en granito negro para marcar cierta horizontalidad. Completamos el conjunto con electrodomésticos en acero inoxidable y campana decorativa.

En este punto os pido que volváis atrás para comprobar el estado de la vivienda hace un par de meses e impregnaros de nuevo de la magia de este tipo de reformas. 

.....


Yo me despido por hoy que necesito "descansar" un ratito para enfrentarme a un próximo capítulo de reforma integral. Y quien dice un ratito, dice unas horas porque la próxima obra comienza... ¡MAÑANA!

Nueva vivienda, nuevos clientes (aunque viejos amigos), otra ilusión que comienza de cero y por supuesto, próximas entregas de esta sección que tan buena acogida tiene.

Espero una vez más que os haya servido para ofreceros ideas en vuestra actual reforma o al menos para "soñar" un ratito con vuestra futura casa ideal.

Estaremos encantadas de que compartáis este artículo si así lo veis oportuno. Estamos planteando darle aún más espacio en nuestro blog a la sección DECO si nos transmitís vuestro interés y entusiasmo, lo que significa no sólo nuevas reformas sino también, nuevos proyectos con los que aprender y disfrutar a lo grande. ¿Quién se apunta?


También te puede interesar:

REFORMA INTEGRAL | La casa de Irene y Yolanda (1ª parte)

REFORMA INTEGRAL | La casa de Irene y Yolanda (2ª parte)




   

 photo picasioncom_987293ce59eed693a2e8f051eb5e1848.gif



18 comentarios:

  1. me encantaaaaaaaaaaaaaa!!!!!!!!!!!!!!
    mi sueño es tner una casita con las puertas lacadas en blanco...y solo veo gente y mas gente con ellas tal y como vienen de obra... no puedo con ellas asi! jajajja
    GRAN TRABAJO!!!

    ResponderEliminar
  2. Me encanta !!!! Vaya cambio, parece otra enhorabuena por tan buen trabajo

    ResponderEliminar
  3. Guao! Que belleza! Excelente trabajo:))

    ResponderEliminar
  4. Os ha quedado genial!! Una servidora vota por muchas mas entradas deco!
    Pd. Absolutamente de acuerdo con el blanco como must absoluto para cualquier piso. Yo era una descreida que pintaba las paredes de miles de colores y se volvía loca por combinar muebles de aun mas colores y ahora que estoy de reforma casera he apostado todo al blanco y es maravilloso y hasta parece que tengamos un lorenzo dentro de casa!

    ResponderEliminar
  5. WOOOWWW!!! yo me apunto, me requetechifla!!! :)

    ResponderEliminar
  6. Anónimo9:19:00

    Genial!! Gran acierto! Pienso lo mismo, es más fácil con una base blanca, todo es más fácil! Excelente chicas. Me voy a dar una vuelta por el blog a ver lo que encuentro. Gracias por compartir con nosotros. Eli.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo10:14:00

    Echábamos de menos las reformas bolenas. Queremos más!!!!!!Gran trabajo chicas.

    ResponderEliminar
  8. Enhorabuena,abrazo gordo

    ResponderEliminar
  9. Os ha quedado fantástica la reforma...muy luminoso y amplio...¿Quería preguntaros el modelo concreto de tarima que habéis utilizado? Me ha gustado muchísimo...Muchas gracias de antemano...

    ResponderEliminar
  10. Anónimo17:42:00

    Otro voto para ampliar la sección DECO, con muuuuuchos contenidos.

    ResponderEliminar
  11. Ayer tuve la suerte de conocer este blog y me he quedado prendada de todos vuestros trabajos y buen gusto. Precisamente yo estoy de obras en mi futura casa (reforma integral) y lo quiero todo super luminoso y estilo nórdico. Pero algunas habitaciones como salón, cocina y dormitorio principal habia pensado pintarlas en colores grises, topo o marroncitas (todos ellos claritos no muy intensos) para que la casa no fuese toda blanca (puertas, tarima tambien mas bien madera clarita...) pero tras ver reformas asi y todo taaan blanco me encanta y me entran las dudas de nuevo...

    ResponderEliminar
  12. Hola!! Qué bonita la reforma :) Yo estoy haciendo una reforma integral en mi casa y tengo una duda al respecto del tema "color blanco". Las puertas las vamos a poner de color madera clarita (haya), las paredes van a ser blancas y me surge una duda con el armario de mi habitacion (que va a ser a medida de pared a pared y de suelo a techo), blanco o de la misma madera que las puertas? Gracias!!!

    ResponderEliminar
  13. Me encanta!!! Gran elección en todo, y por cierto, he visto un montón de fotos de pisos que se venden con las persianas bajadas y pienso igual, parece que no los quieren vender jejejeje

    ResponderEliminar
  14. ¡Madre mía! El antes / después es brutal. Queda precioso y con muchísima luz.

    ResponderEliminar
  15. Que cambio, ¡Increíble! Desde que pongan un precioso sofá de diseño ya sea de piel o tela va a quedar un salón espectacular :)

    ResponderEliminar
  16. Ha quedado estupendo. Con mucha luz y muy elegante. No parece ni la misma casa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No parece la misma vivienda. Seguro que las ventanas tienen un cristal pensado para el aislamiento.
      Felicidades por el resultado, con ideas así seguro que tendréis trabajo durante mucho tiempo

      Eliminar
  17. Hola!
    Me encanta como os ha quedado.
    Tengo duda en relación al tipo y altura de molduras de escayola que están haciendo en mi casa. Os he enviado correo electrónico.
    Espero estemos en contacto.
    Abrazo!

    ResponderEliminar

¡Millones de gracias por tu comentario! Nos encanta leeros ;)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...