miércoles, 21 de mayo de 2014

Revolución uteril



A escasas dos semanas de que me caigan los temidos treinta me encuentro con dos cosas:

UNO: Mi instinto maternal (y mis ganas de ser tía/madrina) está en su  punto máximo de ebullición. De hecho, empeora cuando mi mejor amiga me manda vídeos de sus sobrinos, los cuales termino enseñando a toda mi familia. La canción "Pimaveraaaaa, pimaveeeeraaa... nonono" es ya más famosa que el número uno de los 40 Principales y no es nada raro oírnos cantarla hasta desgañitar.

DOS: tengo un clon de mí misma en versión "tres añitos" en el barrio.

En cuanto a lo primero diré en mi defensa que no soy la única de este estudio que está en ese plan. Y es que en plena realización de las tareas mecánicas diarias o incluso tomando un respirito, por "h" o por "b" todas nuestras conversaciones derivan en embarazos, partos, lactancias, calostros, colechos y un montón de "ostros" y "echos" que gracias a internet nos informan a la par que nos "aterran" un (huevo) poco.



instinto maternal bebés bolenitos hermanas bolena


Así de bien nos imaginamos que se van a llevar los primitos, jajajajajaja.


Para aplacar los ánimos, siempre tendemos a imaginarnos la vida, obra y milagros de los futuros bolenitos que regenerarán la estirpe: si tendrán lo mejor de sus madres y sus padres, si "bolenita mayor" pondrá firmes a los otros primos, si  les vamos a enseñar a hacer confeti en cuanto abran la pestaña jajajaja...

El Padre Boleno no ayuda NA-DA, de hecho está aún peor que nosotras y ya está equipándose con todas las herramientas habidas y por haber para convertir su taller en un centro maderero donde construirles desde todo tipo de juguetes, hasta una casa en un castaño, pasando por un tren con el que dar vueltas por el jardín. Sueña con arrasar en la sección de flotadores y manguitos y enseñarles a nadar en la piscina del pueblo. :_____ )  (Creo que lo siguiente va a ser ofrecernos un cheque bebé.... sino ¡al tiempo!).



decoración de interiores habitación infantil hermanas bolena

El Padre Boleno ya está pensando en algo parecido para la habitación de los peques.



Con este plantel, no me extrañaría nada que nos estéis imaginando cual "Patty y Selma". Y más ahora cuando os diga que desde nuestra ventana sin vinilos sólo tenemos ojos para los niños de nuestro barrio que además de ser adorables, a base de vernos trabajar por la ventana todos los días y a veces incluso de ser "interceptados" camino del cole o la guarde, ya son nuestros amiguitos... ¡nos alegran la jornada laboral! 

¡¡Pero si Ana B. ha llegado a parar hasta a la china del "Todo a un euro" para hacerle monerías al gordito-chinín!!

Nuestro primer fichaje fue Dani. Con su añito y medio y sus ojazos azules, nos tiene enamoradas (y lo sabe). Ya cuando venía de la guardería en carrito y avistaba nuestro estudio, le entraba la risilla. Poco tiempo después aprendió a tirarnos besos y decirnos "hola" con la manita. Desde ese momento, adquirimos la costumbre de saltar de la silla como un "sputnik" y salir disparadas con tales recibimientos que debe pensar que estamos un poquito locas.

Ahora ya enfila la calle pasito a pasito a toda velocidad, nos dedica su mejor sonrisa enseñándonos sus dientecillos  y mete la manita por la ventana. Le hemos enseñado cosas súper útiles como olerse los pies y poner naricilla de asco o meter washi tapes en una caja de Ikea. 



instinto maternal bebés bolenitos hermanas bolena


Con bebés preciosos alrededor no hay manera de acallar la revolución uteril...


Y el descubrimiento de este curso escolar ha sido mi "MINIYO", mi doble, o como la llamamos en el estudio: "Margaroli". Con sus ricitos al viento, no hay niña más feliz en todo el barrio. Tiene sólo tres añitos y medio. De camino al cole de las monjitas se divierte subiéndose a TODOS los escalones de los portales y dando un pequeño saltito. 

Desde el principio nos hizo mucha gracia esa costumbre y sobre todo nos llamó la atención su gran parecido a mí misma cuando era pequeña. ¡Hasta en la voz!. Además siempre va acompañada de su "abueli" la cual nos recuerda tanto a la nuestra propia que un día Ana B. no pudo aguantarse más y las paró a su paso por la puerta del estudio para presentarnos jajajajajaja... Después de vernos varios días, conversar animadamente con su encantadora abuela, saltar por la calle para ganarme su confianza, dos sugus y dos libretitas para sus dibujinchis... ¡Margaroli está dejando atrás su timidez y ya es nuestra amiga oficial! : D 

Ayer hasta me dio un beso, bueno, en realidad me puso el moflete para que se lo diera yo... ¿es o no es un clon? jajajajajajaja...

Así que ahora nos sabemos de memoria los horarios escolares, se nos hace raro el día que no les vemos pasar, nos preocupamos si están malitos y nos alegramos los lunes por volver a saludarles. 

Ya tenemos otra razón más para no poner los dichosos vinilos en las ventanas... jeje.


¿Es muy grave doctor?
¿Podremos contener las hormonas?
¿¿Puede parar alguien el baby boom??
PRAY FOR BOLENAS!



instinto maternal bebés bolenitos hermanas bolena

¡¡Rápidamente le enseñaremos a manejar nuestras redes sociales!!

Fotos: aquí.



Hermanas Bolena ... Mientras nos divertimos con los hijos de los demás disuadimos un poco la idea de tenerlos propios y hacemos tiempo para organizar mejor nuestras vidas... No obstante, somos conscientes de que nunca va a ser el "momento perfecto" y los llevaremos cargadas como canguros al estudio y crecerán rodeados de boleneces...





 photo picasioncom_987293ce59eed693a2e8f051eb5e1848.gif



11 comentarios:

  1. Sois geniales, siempre conseguís sacarme una sonrisa

    ResponderEliminar
  2. Sois geniales, siempre conseguís sacarme una sonrisa

    ResponderEliminar
  3. Pues no, no hay remedio, ni deberíais ponerlo. Con mis cincuenta y cuatro piscianos años, tengo una hija de 29 y otra de 24. La parte dura del asunto: vuestra vida ya no será nunca más la de antes, adios libertad, adios el yo y el nosotros (o sea, tú y tu consorte)... Pero, compensa, ya lo creo que sí. A mí me gustaría veros madres ya, antes de que por muy marchosas que seais acabéis por ser las yayas-mamás en vez de las mamás... No os lo penséis más. Si vuestros vecinitos os producen tal regocijo, imaginaos ese momento en que vuestra bolenita o bolenito os agarre por primera vez vuestro dedo...

    Abrazotes
    No seais cagás y al tajo... (eso sí, despediros del padre boleno, de letritas y encargos. Con suerte pasaréis a la lista de espera... el taller boleno habrá pasado a ser para "los otros", o sea, por y para esos pequeños bichejos bolenos...

    ResponderEliminar
  4. Lo que contáis es igualito a lo que nos pasa a Rocio y a mí en Que tono de verde, un estudio de diseño que regentamos dos hermanas. Y nuestro escaparate, uno sólo, del suelo al techo abierto, nos deja ver a los enenos que pasan todos los días por nuestra acera. Raya pasa todos los días con su mamá y todos los días nos tira besos, nos dice adiós o nos enseña casi cayéndose de bruzes lo que lleve en ese momento en las manos, una rubita pequeñita de dos años que te la comes.
    Estamos de acuerdo con vosotras totalmente son una alegría y encima nosotras tenemos un niño cada una de tres y dos años.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo15:32:00

    Lo siento ,queremos unos bolenitos YA !
    Besos .

    ResponderEliminar
  6. esa habitacion es una maravilla, la teneis que tener igual. queremos tanto como vosotros bolenitos y bolenitas ya!!!!
    a por ello amor
    besos

    NEW OUTFIT IN MY BLOG: COLORFUL
    http://showroomdegarde.blogspot.com.es/2014/05/colorful.html

    ResponderEliminar
  7. Me lo he pasado genial leyendo vuestro post. Yo ya he cumplido los 30 y estoy de acuerdo en que a esta edad surge más que nunca la llamada de la maternidad! Un saludo!

    ResponderEliminar
  8. Uy uy, que se empieza sí... jeje

    ResponderEliminar
  9. Animo y al toro. No hay cosa mejor que ell@s. LLega un momento que piensas, y si lo los tubiera ¿que haría yo?, mi vida sería tristísima. Aunque para no engañanos el YO se acabó hace tanto tiempo que ya ni me acuerdo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Jejejeje.......mis suegros nos ofrecieron el cheque bebe, pero no pensaron en las consecuencias........Ahora son una feliz madre de mellizos, un niño y una niña que son dos monadas pero que me dan mucho trabajo. Te cambia la vida TOTALMENTE y es muy duro, pero es también tan divertido........ánimo......

    ResponderEliminar
  11. ¡Animaos! Luego es mucho más fácil de lo que dicen. Tener niños tiene mucho hype ;)

    ResponderEliminar

¡Millones de gracias por tu comentario! Nos encanta leeros ;)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...