miércoles, 1 de enero de 2014

FELIZ 2014 | Bye bye 2013, gracias por todo



No sé cómo me las apaño para acabar siempre escribiendo el post de final/principio de año. Y aunque todos los años me parece que la Navidad llega demasiado deprisa, este año me ha pillado totalmente de sopetón. Y encima está el rollito este que nos da a todos de "fin de año" = "fin de una era" = "fin del mundo (si me apuras)". La gente corre literalmente por la calle y yo los veo por la ventana-sin-vinilos del estudio mientras tecleo a toda máquina un post para no dejar desatendido el blog. Este maravilloso blog que tanto bueno nos ha dado en 2013.

Me acuerdo que hace "no muchos años" cuando era yogurina, inmadura (y ociosa) la mañana del 31 de Diciembre la pasaba casi entera acicalándome, era como un ritual para empezar bien el año. Está claro que en cada etapa uno se toma esta fiesta de una forma diferente.

De niña, era un fiestón-padre, aunque fuese en casa de los abuelos, con primos y tíos que se enchispaban con la sidrina o el cava y nos entraba la risa porque decían tonterías y cantaban. O subíamos al único bar del pueblo, donde estaban los amiguitos que también veíamos en verano y bailábamos y nos íbamos a la cama ¡de madrugada!.Uuuuuuuu.

El primer año que salí de fiesta fue con mi hermana y mis primas mayores, una privilegiada porque creo que no tenía ni los 15 cumplidos. Y aunque había nevado y parecíamos Bambi resbalando por las calles de Fabero nos lo pasamos genial.

La primera Nochevieja en Madrid fui a una fiesta de esas que organizaba una discoteca (creo que era "But"). Iba de sujetavelas con mi hermana y su novio de entonces jajajajajajaja. Eso sí, me compré mi primer "vestidazo" de esos que estaban a la moda en aquella época. Un must, que se ataba al cuello, tenía brilli-brilli y era tan petao que se podía vislumbrar hasta las doce uvas que te acababas de zampar y revoloteaban en tu barriguilla. (bueno uvas no, que yo no como uvas ¡puag!). Me costó la hueva y media, era de BLANCO (cuando en Blanco no entrabas ni para dar los buenos días). Entre el vestido y la entrada de la disco, fundí todo el aguinaldo.

-"Nunca más"- pensé.

Pocos años después ya estaba comprando la timo-entrada para una fiesta-mierder-saca-dineros en uno de esos hoteles que te prometen bebida de calidad, sin colas, cotillón, calentitos, baños dignos... ¡¡MEEEC!!. Si no recuerdo mal, estuve en el Husa Princesa y en el Foxá. Acababas al amanecer, ibas descalza por la calle, comprabas churros, pillabas unos fríos internos que no veas y llegabas a casa como un trapo.

El día 1 no existía en el calendario. Dormías a pata suelta y ya amanecías directamente en el 2. Con tu legañón de rimmel y más hambre que Falete en un wok. Te comías los restillos de la cena en un plato combinado con canapés y postres incluídos. Dos litros de agua del tirón, of course. Que el garrafón te dejaba la lengua más rasposa que la del Gato Boleno.



nochevieja 2013 2014 feliz año hermanas bolena
Foto Pinterest


Claro, ahora con mi visión de años después pienso que vaya forma estúpida de dejarnos la pasta, pero a ver quién era el listo que nos contradecía. 

Empecé a tomarme la Nochevieja con muuuucha más calma. Aunque aún seguía ahí el nerviosismo ese de que si no aprovechabas bien la última noche del año era como un mal augurio y no estabas exprimiendo tu juventud. ¡Miaj! 

A partir de ese momento, ni planeabas las cosas, ¡ni pagabas por adelantado! Una vez inmersa en el "maravilloso mundo de la arquitectura", la típica mañana de relax, te la pasabas haciendo alguna entrega de turno que los profes ponían solamente por jodernos arruinarnos las navidades, y encima, en grupo. ¡Vaya pringaos que éramos!. 

Llegabas a casa con el tiempo justísimo para pasarte la cuchilla de mala manera por las piernas (¡qué chiquilla!) y hacerte unos cuantos cientos de cortes, de esos que te caen las gotitas (y la lágrima). Te ponías las medias encima de la sangre seca en plan "no hay dolor" y después, el "vestidazo" de turno... O mejor dicho, el modelito reciclado y/o de prestao, que ya no había money. Te tomabas las (no-) uvas con la base de maquillaje y la brocha en la mano ¡y zumbando a pasar frío!. Ya sin taconazos porque no eras tonta (los llevas en el bolso) pero en metro (porque sí eras tonta) y tu padre ya no te llevaba a las fiestas como antaño porque ahora tenías novio-legal y aún te la guardaba.

En esos años ya no dormías el día 1 entero porque ya sabías que no estábamos para desperdiciar ni un minuto. Además ya no tolerabas tan bien el alcóhol como antes (cosas del metabolismo) y te dolía tela dejarte la pasta en copas.




Como os decía, este año no tengo plan ninguno (pero hoy llega a España ¡¡mi mejor amiga!! fuck yeah!!). 

Ayer me di cuenta de qué día es HOY. Y que se acabó 2013... sin duda un año que siempre recordaremos (para bien y para mal).

Aún me quedan un par de propósitos del post del año pasado sin cumplir (puedes releerlo haciendo click AQUÍ) pero los importantes se cumplieron todos y con creces. Y con uno extra de regalo que no me había planteado en ese momento: me independicé.

Acabo 2013 viviendo en una casa preciosa with consorte, con trabajo (un trabajo agotador pero que nos encanta) SALUD estupenda (gracias al pharmaton complex) y con unas ganas inmensas de que 2014 sea una continuación de todo lo bueno que nos ha dejado este año que se acaba. 

Y no puedo despedir este post sin agradecerle también al año de terminación supersticiosa, los buenísimos ratos que hemos pasado con vosotras y vosotros, los que nos seguís desde los comienzos y las nuevas incorporaciones. Tanto en los posts de risas como en  los de penurias, sin vuestro apoyo incondicional y la fuerza que nos habéis dado para desarrollar nuestras ideas y proyectos, NO hubiera sido igual :__)

No pondremos una frase típica de lo "genial" que será  2014. El nuevo año será como cada uno hagamos que sea. No se puede generalizar en una frase las ilusiones y circunstancias que tengáis cada uno de vosotros, que sois muchos. Pero si podemos desear que se resuelvan lo mejor posible las dificultades que todos nos podemos encontrar en el camino y mucha fuerza para luchar y conseguir lo que nos propongamos (propuestas serias plis XD). 



2014 podrá ser mejor, peor o regulín, 
pero ya sabéis que el humor y el tesón boleno 
siempre lo podréis encontrar aquí...




Hermanas Bolena... Os queremos. De corazón.





 photo picasioncom_987293ce59eed693a2e8f051eb5e1848.gif




10 comentarios:

  1. Feliz año!! Y que este año aun os traerá más cosas, y seguir ahi no sabeis la terapia que haceis en serio mil besos

    ResponderEliminar
  2. Feliz año!! Y que este año aun os traerá más cosas, y seguir ahi no sabeis la terapia que haceis en serio mil besos

    ResponderEliminar
  3. Feliz año! Que gracia, la primera vez que salí en Nochevieja tambien fue con una buena capa de nieve helada en las aceras de Fabero, hace como, uf! 15 años! Que recuerdos me ha traido este post...

    ResponderEliminar
  4. Me he sentido identificada con algunas cosas del post jeje. Feliz año!!

    ResponderEliminar
  5. Feliz año preciosas!! yo también me identifico con algunas cosas que cuentas jijijiji
    Besazos de las Arimokas ;)

    ResponderEliminar
  6. FELIZ AÑO nuevo hermanísimas!! Espero que se cumplan vuestros objetivos para el 2014 y que sea un año cargado de alegrías!

    Mi blog: Sarisfashion.com
    Mil besos

    ResponderEliminar
  7. Que identificada me siento con tu metamorfosis en cuanto a salidas de noche vieja se refiere. Yo hace años no perdonaba el fiestorro ni de broma, ni el fiestorro ni el vestidazo de Blanco de rigor...hasta iba a la pelu a que me apañasen las greñas. Después empecé a juntarme con amigos en casa de alguno y ahora ya directamente me como las uvas y al rato me voy a la piltra más agustico que nada. Mi 2013 en resumen ha sido un poco castaña, pero bueno habrá que ponerle ganas al nuevo que entra. Feliz año chicas :)

    ResponderEliminar
  8. Suscribo la evolución de las nocheviejas a medida que una se hace mayor... Aún recuerdo algunos looks nocheviejeros de los q por suerte no guardo fotos porque es mejor olvidar, y es que todas tenemos pasado oscuro... Yo un año me debí creer la hija adoptiva de las burbujas freixenet!!! Y ahora lo paso con la family pero mi deseo interior es irme a una playa lejana mojito en mano y con el bikini dejando marcaza blanca en mi piel verde camaleón ejem!!
    Feliz año chicas, sé q el 2013 ha sido estupendo pero estoy segura de que el 2014 será mejor.
    Mil besos gordos.

    ResponderEliminar

¡Millones de gracias por tu comentario! Nos encanta leeros ;)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...