domingo, 14 de septiembre de 2014

VESTIDOS DE NOVIA | Sé fiel a ti misma...


Reconozco que nunca me he descubierto a mí misma buceando de web en web buscando el vestido de novia perfecto. Para eso ya tengo a Margot, cazatendencias bodil donde las haya en este y otros muchos aspectos fundamentales que rodean el mundo wedding.

Supongo que, como casi todo en esta vida, las novias y su búsqueda particular se podrían dividir en 2 grandes grupos: las que saben lo que quieren y no paran hasta encontrarlo vs las que prefieren no cerrarse a ningún estilo en concreto y para ello no dudan en probarse una docena (o más) de modelos diferentes.

Las modas sin duda juegan un papel fundamental en esta tarea. No sé si será mi percepción pero durante muchos muchos años parecía que no eras nadie si no te casabas en palabra de honor. Y aquí puede que peque de no ser objetiva, puesto que no soy ninguna fashion victim al uso pero ¿de verdad es tan importante seguir la tendencia cuando buscas tu modelito ideal? 

Intentaré ser más precisa:



La que más y la que menos, controla sus defectillos y sus virtudes. Yo por ejemplo huiría despavorida ante cualquier vestido de novia que no tuviera un mínimo de manguita, la cual me parece súper favorecedora y elegante, no sólo porque tenga complejo de brazo-cachete (que también):



vestidos de novia boda jenny packham hermanas bolena

vestidos de novia boda jenny packham hermanas bolena

vestidos de novia boda jenny packham hermanas bolena



Me quedo ojiplática con los vestidos que dejan buena parte de la espalda al descubierto, son femeninos y sexys. Sin embargo no hay un sólo día en mi vida que haya podido lucir un vestido o una prenda sin sujetador. ¿Por qué me voy a estrenar precisamente en este? Sé que existen ciertos "apaños" tipo adhesivos que te pueden solucionar la papeleta o eso cuentan las revistas respecto a algunas de las  famosas asiduas a las alfombras rojas. Ahora bien, ¿alguna de ellas tallaba más de una noventa, más de una copa C y eran naturales? AJÁ.



vestidos de novia boda jenny packham hermanas bolena



Espalda descubierta y sin mangas. Imaginemos que me enamoro de ese modelo, qué hago ¿me tiro por un puente? ¿monto un drama al son "es mi boda y lloraré cuando quiera"

NO. Busca una alternativa intermedia. A lo largo de tu vida te has comprado unos 2 millones de prendas diferentes. Sabes mejor que nadie lo que te favorece y lo que no. Otra cosa es que te engañes ligeramente o te encomiendes al altísimo esperando adelgazar 15 kgs, crecer 12 cm o amanecer con las piernas de Angelina en los 3 meses previos al gran día. 

Amiga, eso no va a pasar pero vamos ¡que no hay que montar un drama! Te han pedido matrimonio a ti, no a Angelina (que también). Es decir, tu chico te ha elegido entre todos los pececillos del mar. Ya sabe que mides 1,60 cm, que el culillo pelota es tu desesperación cada verano o que tus pechotes son tu espada de Damocles (los amas y los odias a partes iguales).

Vístete para ti ese día y verás como él, junto con todos los invitados, caen rendidos a tus pies porque no hay nada más sexy que una personalidad arrolladora.



vestidos de novia boda jenny packham hermanas bolena

vestidos de novia boda jenny packham hermanas bolena



Todos los vestidos que ilustran este post son de la archiconocida Jenny Packham: mi debilidad. 

Margot, sé que disfrutas escondiendo uno o dos de sus modelos entre varias docenas de otras firmas o diseñadores cuando me enseñas referencias. "¡¡Para en ese!!" te digo yo. Son como un imán, no lo puedo evitar.

Me hipnotizan sus mangas, los tejidos vaporosos, la forma en que dibuja la silueta marcando sútilmente la cintura y logrando unos escotes tan favorecedores y femeninos (sin renunciar al "sostén") que me entran ganas hasta de llorar...



vestidos de novia boda jenny packham hermanas bolena

vestidos de novia boda jenny packham hermanas bolena



Muy bien le tiene que ir a la tiendina bolena para que alguna de nosotras nos podamos permitir una joyita similar pero sinceramente, no me preocupa. Reivindicaré el maravilloso trabajo de las modistas de toda la vida y disfrutaré eligiendo entre tules, sedas, plumettis y encajes para crear un vestido único. No sé vosotras pero yo cada vez conozco a más novias que han optado por esta solución y a diferencia de lo que muchos piensan, con un presupuesto asequible hasta para la boda más sencilla del mundo.



vestidos de novia boda jenny packham hermanas bolena



Quiero preguntar a las casadas o novias en vísperas de encontrar EL vestido de novia:


1.-¿Es la parte más fácil o la que más quebraderos de cabeza trae?

2.-¿Llevabais una idea clara o preferíais elegir entre la diversidad del momento 
al más puro estilo Divinity?


Y ahora a las que como yo, no están casadas ni con planes cercanos pero alguna vez han pensado en ello:


1.-¿Queréis que vuestro vestido sea de un firma determinada sí o sí o sí?

2.-¿Tenéis el esquema del que sería el modelo perfecto en la cabeza?

3.-¿Soy la única que piensa en modista aunque no sea tan cool?


¡Nos encanta leeros así que GRACIAS por adelantado!



Hermanas Bolena... mamá, tú no votes bajo un pseudónimo para ver si me convences y paso por el altar, que nos conocemos...

   

 photo picasioncom_987293ce59eed693a2e8f051eb5e1848.gif



24 comentarios:

  1. isabel11:01:00

    Pues como casada hace tres años, te diré que yo me hice el vestido en una modista de mi ciudad. Por 1400 euros, velo y estola de piel incluida, me hizo el vestido que yo quería, estilo años 20, y que no encontré por ningún lado. Y bien guapa, oiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Queremos foto Isabel!! Me lo imagino y suspiro de amor! Muchísimas gracias por responder guapa :*

      Eliminar
  2. Yo es que siempre he pensado que es sólo un vestido para un solo día....se nota que no estoy casada aún?sin duda la opción modista es la que más me convence aunque claro tampoco tengo ni idea de cómo será el vestido!

    ResponderEliminar
  3. Yo me fui a probar vestido la semana pasada e ir de novia y blanco no va nada conmigo. Tengo en mente el corte de vestido que quiero y también que sea amarillo (al menos el forro para que se vea con el encaje). Me lo van a hacer a medida. No pareceré unanovia al uso pero seré fiel a mi misma ;) Creo que en una boda es lo más importante, digan lo que digan las personas que tienes alrededor...

    ResponderEliminar
  4. Patricia11:52:00

    Yo me casé hace 1 año y solo me probé un vestido, tenía clarisimo cual era mi vestido, un modelo de Jose Maria Peiro, muy cómodo, telas maravillosas y suaves. Algo natural y elegante a la vez, lo elegiría mil veces!

    ResponderEliminar
  5. Miriam Guillén11:53:00

    Me casé hace dos años, siempre soñé con el vestido con el q me casaría y cuando llegó el momento de ir a buscarlo....decepción total!. Con todos los que me probré me veía espectacular ( os aseguro q probarse cualquier vestido de novia es...wouuuhhh!!!) pero ninguno era el q yo soñé y lloré, lloré y lloré. Me negaba totalmente a ir de palabra de honor y vuelo tipo princesita, no quería ser una novia más y encima incómoda ( todos los palabras de honor se terminan cayendo y encima no tapan mis huesos de la clavícula q tanto odio). Por casualidad entré en una tienda con firmas de diseñadores que creí inalcanzables y mirando un catálogo, en la última página...sorpresa!mi vestido estaba ahí y sabía q era ése porque era verle y llorar pero de la emoción. Como esta tienda no podía traerme este modelo para probarme, conseguí una cita en el atellier del diseñador (FrancSarabia) y nos fuimos para Madrid mi madre, mi hermana y yo. Lo recuerdo como uno de los días más felices de mi vida, me trataron como a una princesa y además me fui de ahí con mi vestido soñado. El día de la boda....espectacular, diferente y segura de mi misma, era mi día, iba preciosa y estaba rodeada de toda mi gente...un día inolvidable!!!

    ResponderEliminar
  6. Yo tenía claro que no quería algo sencillo porque ya me había puesto muchos vestidos de novia en desfiles. Quería algo que no se atreviese cualquiera. Elegí un vestido de Pronovias que cumplía con mis espectativas

    ResponderEliminar
  7. Anónimo11:57:00

    Me casé hace dos años, siempre soñé con el vestido con el q me casaría y cuando llegó el momento de ir a buscarlo....decepción total!. Con todos los que me probré me veía espectacular ( os aseguro q probarse cualquier vestido de novia es...wouuuhhh!!!) pero ninguno era el q yo soñé y lloré, lloré y lloré. Me negaba totalmente a ir de palabra de honor y vuelo tipo princesita, no quería ser una novia más y encima incómoda ( todos los palabras de honor se terminan cayendo y encima no tapan mis huesos de la clavícula q tanto odio). Por casualidad entré en una tienda con firmas de diseñadores que creí inalcanzables y mirando un catálogo, en la última página...sorpresa!mi vestido estaba ahí y sabía q era ése porque era verle y llorar pero de la emoción. Como esta tienda no podía traerme este modelo para probarme, conseguí una cita en el atellier del diseñador (FrancSarabia) y nos fuimos para Madrid mi madre, mi hermana y yo. Lo recuerdo como uno de los días más felices de mi vida, me trataron como a una princesa y además me fui de ahí con mi vestido soñado. El día de la boda....espectacular, diferente y segura de mi misma, era mi día, iba preciosa y estaba rodeada de toda mi gente...un día inolvidable!!!

    ResponderEliminar
  8. Anónimo11:58:00

    Me casé hace dos años, siempre soñé con el vestido con el q me casaría y cuando llegó el momento de ir a buscarlo....decepción total!. Con todos los que me probré me veía espectacular ( os aseguro q probarse cualquier vestido de novia es...wouuuhhh!!!) pero ninguno era el q yo soñé y lloré, lloré y lloré. Me negaba totalmente a ir de palabra de honor y vuelo tipo princesita, no quería ser una novia más y encima incómoda ( todos los palabras de honor se terminan cayendo y encima no tapan mis huesos de la clavícula q tanto odio). Por casualidad entré en una tienda con firmas de diseñadores que creí inalcanzables y mirando un catálogo, en la última página...sorpresa!mi vestido estaba ahí y sabía q era ése porque era verle y llorar pero de la emoción. Como esta tienda no podía traerme este modelo para probarme, conseguí una cita en el atellier del diseñador (FrancSarabia) y nos fuimos para Madrid mi madre, mi hermana y yo. Lo recuerdo como uno de los días más felices de mi vida, me trataron como a una princesa y además me fui de ahí con mi vestido soñado. El día de la boda....espectacular, diferente y segura de mi misma, era mi día, iba preciosa y estaba rodeada de toda mi gente...un día inolvidable!!!

    ResponderEliminar
  9. Pues Ana yo estoy como tú, con pareja-sin planes-pero no lo descarto, y en mi entorno tengo diversas experiencias (todas un poco traumáticas respecto de la idea inicial) a la hora de buscar EL VESTIDO.
    Mi prima se casó en la época de la extendida moda de los palabra de honor, y justo era lo que ella NO quería, así que le costó "sangre, sudor y lágrimas" encontrar uno que no fuera palabra de honor y que le gustara y le sentara bien. Otra amiga llevaba enamorada meses de un vestido de una archiconocida firma de novias, vamos que tenía clarísimo que sería ESE, y cuando llegamos el día de las pruebas a la tienda... le sentaba como un tiro!! (Jajaja. Pobre mía, le teníais que haber visto la cara) Al final se compró uno totalmente diferente al de sus sueños. Y otra amiga mía creo que no le supo explicar muy bien a la modista lo que ella quería (o tal vez escogió a la modista equivocada) y el vestido quedó un tanto rarito...
    Así que después de todo esto, cuando llegue el momento, si es que me llega algún día (tic-tac-tic-tac), a saber lo que hagooooo Ô_ô jajajajaja

    ResponderEliminar
  10. Anónimo12:36:00

    Hola Bolenis mías , me he casado hace 17 años , elegí mi vestido en un alto en el trabajo con mi amiga/ hermana/ en esos tiempos compañera Ana . Nos gustó la tela, más sencillo imposible y se adaptaba a mi estilo.
    Lo único que me importaba era casarme!!!!.
    16 años más tarde mi cuñada también se ha casado con el , con una aplicación maravillosa en la cadera, que encontré por 10 eurines en una tienda mágica con muchas preciosidades antiguas . Maria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo14:53:00

      Mil perdones !!! Como se borra esto 😁😁😁 .
      No tengo ninguna enfermedad mental, creí que el comentario no se subía y volvía a escribirlo !!

      Eliminar
  11. Anónimo13:09:00

    Hola Bolenis, me casé hace 17 años , la "caza" del vestido fue ; aprovechando que trabajamos como comercial, mi amiga/ hermana/ compañera de trabajo entonces Ana , vimos en el escaparate un vestido sencillo que nos gustó y era mi estilo y probé dos más , previa insistencia de la tendera, pero fue ese el elegido . A mi marido se lo enseñé " es ese" , casi me matan !!! . Sólo me importaba casarme con el .
    Mi cuñada lo ha llevado hace dos años este mes , sólo le añadió una aplicación que encontré en una preciosa tienda . Besos , María

    ResponderEliminar
  12. Anónimo13:14:00

    Hola Bolenis, me casé hace 17 años , el vestido lo vimos en un escaparate mi amiga / hermana / compañera de aquel entonces de trabajo Ana , mientras trabajábamos de comercial. Nos gustó, era sencillo , mi estilo y punto. Probé dos más , previa insistencia de las dependientas , pero fue ese .
    Mi cuñada se casó con el hace este mes dos años, sólo le añadimos una aplicación que encontré en una tienda preciosa de antigüedades . Besos , María

    ResponderEliminar
  13. Estoy 100% contigo, ¡a tope con los vestidos con manguitas!
    No conocía a esta diseñadora, pero por lo visto lo que diseña encaja muy bien en el tipo de vestidos de novia que a mí me gustan. Ese rollo antiguo, esas piedrecitas en su justa medida, esa delicadeza... ¡Y esa posibilidad de poder llevar los pechotes bien sujetos! Somos del mismo team, jajajaja.
    Si algún día me caso, tengo claro que quiero que mi vestido esté hecho por una modista de las de toda la vida; sin duda eso le aportaría muchísimo más valor porque sería un vestido diseñado para mí y sólo para mí. Lo cool no me va. Además, con una boda handmade, lo que pega es un vestido también handmade.

    ResponderEliminar
  14. Todos los vestidos que has puesto son absolutamente precioso. Me encanta Jenny Packham. La verdad es que a mí la opción modista me parece muy interesante, porque es más fácil darle forma a eso que tienes en mente, pero también me da miedo el no saber si va a quedar bien hasta que ya no haya vuelta atrás.
    Hace poco fui a una boda en que la novia llevaba vestido de una modista, y la verdad que la calidad de las telas y de algunas costuras dejaba un poco que desear, así que esas cosas te tiran para atrás a la hora de arriesgarte.

    ResponderEliminar
  15. Yo me casé hace dos meses (con decoración bolena of course!) y en la elección de mi vestido lo que tenía claro era lo que no quería: huía de volantes y corte sirena. Partiendo de ahí todo valía. Me probé de todo, pero con los vestidos de manga larga y muy cubiertos no me veía, no sé, me veía mayor, a pesar de que eran preciosos. La espalda descubierta la descarté con el primero que me probé, y al final me quedé con el primero que me probé y que no me podía quitar de la cabeza. Un corte imperio, con el pecho de plumas naturales y una tira de cristales de swarovski y nácar de Manuel Mota. Precioso, y como me dijeron todas mis amigas, "muy yo". Al final tu día a día te dirá mucho del estilo que escogerás...

    ResponderEliminar
  16. hola guapas!!! Yo no iba a ir de novia novia...y al final de novia ji ji muy sencillo de rosa clara palabra de honor y palabra de honor q no se movio!!! Increíble súper cómodo yo creo q tiene q ser ti estilo no sentirte disfrazada e ir comoda , mi tata tb lo uso ji ji

    ResponderEliminar
  17. Ay...casarme...pues mira después de 5 años de convivencia y dos hijos de por medio, no lo descarto! No vayáis a pensar que es algo que me obsesiona...a pesar de seguir a varias wedding planners y de tener un tablero en Pinterest que vaya de esto... 0_O...estoy un poco fatal, no? Yo tengo clarísimo cómo será mi vestido, llevará plumetti sí o sí y buscaré quién me lo haga porque dudo que ya exista más allá de en mi cabeza...Cuando me case, iré con manga tipo capa o murciélago, iré cómoda y preciosa...ya veréis ya...

    ResponderEliminar
  18. Ayyy, qué gran tema habéis elegido. Con lo que me gustan las bodas y todas las discusiones que ellas acarrean. Os cuento mi experiencia. Me casi hace casi, casi, cuatro años. Yo lo único que tenía claro es que quería un vestido con un toque de color. No sabía cómo ni de qué manera, pero con algo de color.
    A pesar de tener claro desde siempre que me quería casar, nunca me había puesto a mirar vestidos, diseñadores ni nada parecido. Y cuando ya se lo dije a la familia, como soy tan pasota, mi hermana y mi madre eran las encargadas de recopilar catálogos de las tiendas. Y así fue como vi MI VESTIDO. Ojeando una de esas revistas en el cuarto de estar de casa de mis padres.
    Pero era muy realista. 1,60 y 53 kilos. No soy una persona gorda pero tampoco tipazo y mi (nula) altura no ayudan mucho. así que no quise obsesionarme ni pensar que iba a ser ése.
    Lo que sí descarté son los DICHOSOS PALABRA DE HONOR. Primero, porque me quedan fatal. Tengo bastante pecho, así que no eran una buena opción. Y, segundo, porque se ven en todas las bodas. ¿Pero no hay otro corte? Al final todos parecen iguales. Con la de diseños diferentes, a cual mejor, que existen.
    Llegó el día de ir a probar y me dieron cita por la tarde, así que llenamos la mañana en tiendas como Aire, Eva Novias, Pronovias... ¡¡Fatal, fatal!! Y no porque los vestidos no fueran bonitos, que lo eran, sino porque parecía más una niña de comunión. Siempre me han echado menos años de los que tengo y yo el día de mi boda quería aparentar mi edad real. No sé, me veía como muy sosa, como que si fuera de otro color, bien podía ser la invitada, no la novia.
    Y cuando llegué a probarme el vestido que me encantó en el catálogo resultó que ERA PERFECTO. Me emocioné nada más verme y yo no soy de llorar mucho. Me encantaba. Ese fajín de color que caía por la cola, esa sencillez en la falda y, jo, me sentaba tan bien... Además, atado al cuello, ideal para recoger todo el "pechamen" e incluso disimularlo.
    Así que, casi cuatro años después, sigo enamorada de ese vestido. Los habrá mejores, las habrá más guapas, los hay más elegantes... Pero yo me vi guapísima y hoy me sigo viendo igual.
    Tengo dos hermanas y por ella y amigas he oído lo de "cuando es tu vestido, lo sabes" y, en mi caso, fue verdad. No sé si siempre pasará pero yo doy fe de ello.
    Olvidaos de las marcas, de los grandes nombres... Conoced vuestro cuerpo, conoceos a vosotras y acertaréis seguro. Las Bolena tienen razón en que no hay nada como fijarnos en la ropa que nos favorece día a día para saber qué estilo buscar. Así seréis novias de 10.
    Perdonad por este rollo pero es que es un tema que me apasiona.
    Muchos besos a todas y ¡¡suerte!!

    ResponderEliminar
  19. Yo por no tener no tengo ni consorte, pero sí que tengo claro cómo sería mi vestido perfecto y como sólo está en mi cabeza, deberé recurrir a un modisto que me lo haga. A no ser que vaya a una tienda y me enamore locamente de uno... pero antes, prefiero enamorarme de un chatín de carne y hueso, que el vestido, ya vendrá después. Besitossss

    ResponderEliminar
  20. Anónimo12:21:00

    aaainnnnsssss ahora mismo me veo inmersa en la búsqueda del VESTIDO!
    siempre pensé que sería divertido....pues no! no lo es!!! de repente parece que todos los diseñadores han hecho un plan secreto para no tener ni un solo vestido que me guste, yo no pido mucho....algo discretito, que disimule mis caderas (fuera corte sirena), que no enseñe mis brazotes (¿dónde están los vestidos con mangas?), que no enseñe canalillo! (no lo hago en mi día a día, ¿por que de repente lo voy a hacer el día de mi boda?)....no tengo tiempo para modista, ni conozco ninguna que me ofrezca confianza....
    Empiezo a ver luz al final del túnel cada vez que entro en la web de Franc Sarabia , ahora sólo falta que en mi visita a su tienda cumpla las expectativas.....
    Si no, pensaré en plan B....suspender la boda, gastarme todo el dinero en un viaje a las Vegas, y casarnos allí solos, abandonados, perjudicados por el alcohol y con trajes prestados, ya me veo con tela brillante, mangas de farol...

    ResponderEliminar
  21. Anónimo14:29:00

    Me casé el pasado 21 de junio y efectivamente para mi elegir el vestido fue la parte más difícil. Si algo tenía claro es que palabra de honor no lo quería, entre otras muchas cosas porque considero que no me queda especialmente bien y porque nunca suelo ponerme un palabra de honor, con esta idea clara habíamos descartado el 80% de los vestidos de tienda. Así que mi madre y yo nos pusimos manos a la obra, estuvimos tres meses buscando vestidos y nada nos gustaba, además averiguamos que nuestro concepto de clásico y sencillo no coincide con el del resto de la humanidad porque todos los vestidos que me sacaban eran todo lo contrario a lo que nosotras pedíamos. Yo soy muy tradicional y además la ceremonia religiosa se celebró en una Basílica, así que cuanto más clásico fuera el vestido mejor. Tras casi tres meses de búsqueda sin resultado acabamos preguntando a un diseñador de la zona, teníamos bastante miedo porque equivocadamente pensábamos que iba a ser carísimo, pero cual fue nuestra sorpresa cuando nos dijo que al hacerme el vestido solo para mi yo podía elegir las telas que quisiese y los metros de tela que más se adecuasen a lo que me gustaba, así que en cuanto le dije como quería que fuese el vestido me hizo un boceto y lo clavó, después de esto nos pusimos con las telas y elegimos unas que estaban bastante bien de precio, y además las modistas me dijeron que tenían un concierto con una fabrica que podía hacerme los zapatos, así que al final el vestido de mis sueños con todo incluido, enaguas, ropa interior, velo y zapatos incluidos me salió por 3200 Euros que es más o menos lo que me hubiese gastado en cualquier tienda. Y si, por fin pude lucir un vestido clásico, tradicional y que iba totalmente acorde con mi personalidad y mi forma de vestir. Novias del mundo no perdías la esperanza, es una tarea complicada pero seguro que conseguís el vestido de vuestros sueños.
    Un abrazo
    Ana Gómez

    ResponderEliminar
  22. Pues yo, si me caso, espero poder hacerlo con el vestido con el que se casó mi madre... De momento me sirve XDXD

    Besos :-*

    ResponderEliminar

¡Millones de gracias por tu comentario! Nos encanta leeros ;)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...